Brahim Gali: “La misión principal de la MINURSO es organizar el referéndum, y su desviación del mandato original debe corregirse sin demora”.

Ginebra, 17 de septiembre de 2020 – El Secretario General del Frente Polisario y Presidente de la RASD, Brahim Gali, afirmó que la situación actual en el Sáhara Occidental debido al Proceso estancado constituye el caso más evidente del incumplimiento de las Naciones Unidas de sus obligaciones y responsabilidades para la paz y la seguridad internacionales.

En este sentido y después de tres décadas de la firma del acuerdo de alto el fuego y el despliegue de la Misión de las Naciones Unidas para organizar un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), este referéndum aún no se ha organizado por el motivo principal que es la ausencia de una voluntad política real por parte del Consejo de Seguridad de la ONU y la intransigencia de la potencia ocupante, Marruecos.

Gali, en un discurso dirigido a la conferencia internacional organizada por el Grupo de Ginebra de Apoyo al Sáhara Occidental bajo el título (60 aniversario de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y su implementación en el Sáhara Occidental), reiteró que el pueblo saharaui ha demostrado durante las últimas tres décadas la solidez de su apuesta por la paz como opción estratégica.

El mandatario saharaui señaló que el Reino de Marruecos, la fuerza militar que ocupa partes del territorio, en lugar de cooperar positivamente con las garantías que brinda el Frente Polisario, sin tener en cuenta la legitimidad internacional y sus resoluciones, siguió el camino equivocado que nos obligó a tomar esta decisión actual de reconsiderar nuestra participación en el proceso político en su forma actual.

La actual misión de la ONU (MINURSO) se ha ido convirtiendo paulatinamente en una herramienta para consolidar la ocupación marroquí en lugar de acabar con ella de conformidad con la Resolución 690 por la que se estableció a raíz de la firma del acuerdo de alto el fuego entre las dos partes en conflicto, el Frente Polisario y Marruecos en 1991.

Ante esta inaceptable situación, el Presidente de la República destacó que la dirección nacional está dando pasos prácticos para traducir la decisión en medidas concretas sobre el terreno para corregir esta anomalía y devolver a la MINURSO a la senda de su mandato original que es la organización un referéndum para determinar el destino del pueblo saharaui.

El presidente saharaui también señaló que el Frente Polisario, como legítimo y único representante del pueblo saharaui, propietario exclusivo del derecho a determinar el estatus final de la región, así como desbarató el plan de 1975 destinado a eliminarnos y menospreciarnos, hoy se encuentra en una mejor situación organizativa, diplomática y solidaria internacional capaz de plantear el desafío e imponer la voluntad de su pueblo por la libertad y la emancipación, y nunca permitirá que continúe la situación actual ni ningún camino que atente contra el derecho de su pueblo a la autodeterminación e independencia, recordando una vez más que cualquier concepción de una solución fuera del marco del derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación sigue siendo ilegal y estará condenada al fracaso.

En conclusión de su intervención, el Secretario General del Frente Polisario elogió los grandes esfuerzos realizados por los países miembros del Grupo de Ginebra dentro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que “hoy constituyen una destacada agrupación diplomática en defensa del pueblo saharaui y los principios que compartimos con los diversos pueblos que anhelan la libertad y la emancipación”. (SPS)