Marruecos prefiere no hablar de la guerra en el Sahara Occidental porque supondría admitir la existencia de una contraparte, responsable saharaui

Argel, 17 de enero de 2021 -. El Secretario General  del Ministerio de Seguridad y Documentación saharaui, Sidi Uagal, dijo que el pueblo saharaui está impulsado por un único objetivo, alcanzar su plena soberanía sobre todos sus territorios, señalando que Marruecos mantuvo en secreto la guerra del Sáhara Occidental, porque “reconocerla sería admitir la existencia de una contraparte”.

Invitado al programa “Encuentro especial” (Ligáa Jaas) del canal argelino TV3, el responsable  saharaui explicó que Marruecos mantenía un hermetismo  sobre las batallas sobre el terreno, porque “reconocer la guerra significaría reconocer el Sáhara Occidental, y admitir todas las implicaciones jurídicas y económicas de la misma”.

Desde la violación del alto el fuego el 13 de noviembre, “la guerra se desarrolla diariamente a lo largo del muro de la vergüenza, donde se han registrado más de 300 ofensivas militares, y es una realidad que progresa constantemente”, subrayó.

El Ejército de Liberación Saharaui está utilizando todos los medios legales para lograr su objetivo, “llevando a cabo una lucha armada, fin y base para la recuperación de nuestros derechos”, dijo.

Además, el ejército saharaui adopta una guerra de desgaste en vista del desequilibrio de fuerzas, y también sería “una guerra popular subyacente a la guerra psicológica  y a la guerra convencional”, en ese sentido argumentó que la guerra de desgaste “se centra en el factor humano y tiene por objeto reducir las fuerzas enemigas”.

Refiriéndose a las pérdidas registradas en las filas del ejército de ocupación, el responsable  saharaui explicó que “el ejército marroquí, al estar en una posición estática, es un  objetivo fijo, y las pérdidas son de naturaleza más bien psicológica, un factor importante, además, añade que  los bombardeos diurnos y nocturnos causan pérdidas humanas y materiales en las bases militares del Majzen”.

Desde la ruptura del Alto el Fuego y el comienzo de la guerra el 13 de noviembre, las unidades del ELPS han estado hostigando las fuerzas de ocupación a lo largo del  muro militar marroquí. SPS