SMACO condena nuevo muro marroquí construido en El Guergarat y protegido por miles de minas anti-personas y anti-tanques

Chahid El-Hafed (República Saharaui), 22 de noviembre de 2020 – La Oficina Saharaui de Coordinación de las actividades relativas a las Minas (SMACO) confirmó que el ejército de ocupación marroquí ha comenzado a sembrar miles de minas terrestres anti-personas y anti-tanques alrededor de una nueva extensión de 3 km. construida en la zona de El Guergarat en el suroeste del Sahara Occidental.

En un comunicado emitido este sábado, SMACO condenó el uso de cualquier tipo de minas y hace un llamamiento a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales relevantes para que presionen al estado marroquí para que abandone el uso de las minas terrestres.

 Texto del Comunicado  de SMACO

Según informes fiables, a los que ha tenido acceso la Oficina de Coordinación de Actividades relativas a las minas  (SMACO) desde la zona de El Guergarat en el suroeste del Sahara Occidental, el ejército de ocupación marroquí ha comenzado a sembrar miles de minas terrestres anti-personas y anti-tanques alrededor del reciente muro, de 3 km de largo, recientemente construido en esta zona.

SMACO cree firmemente que este paso marroquí, no solo es una violación flagrante de los acuerdos militares 1 y 2, sino que además constituye un desperdicio injustificado del esfuerzo de muchos años de arduas actividades de acción contra las minas.

No cabe duda de que la contaminación resultante del uso excesivo de minas y artefactos explosivos causará numerosas víctimas civiles y agravará la tragedia de muchos civiles saharauis que se han visto obligados a desplazarse a otros lugares más seguros.

Durante los últimos 14 años se ha logrado la limpieza de 149,6 millones de metros cuadrados de áreas contaminadas en los territorios liberados, gracias a la colaboración del gobierno de la RASD, la ONU y otros actores internacionales. La reciente violación del alto el fuego, por parte de Marruecos, el 13 de agosto en El Guergarat hará retroceder este enorme esfuerzo humanitario al punto de partida y socavará el objetivo trazado para un mundo sin minas en 2025.

SMACO condena enérgicamente el uso de minas, injustificado bajo cualquier pretexto o propósito. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales pertinentes para que presionen al Estado marroquí para que deje de usarlas  minas terrestres y asuma, de una vez por todas, que plantar estas armas, prohibidas internacionalmente, perjudicará inevitablemente cualquier esfuerzo por alcanzar la paz, incitará a la guerra y arruinará los esfuerzos internacionales en las operaciones de desminado.

El Reino de Marruecos sigue siendo uno de los pocos países sin firmar las convenciones de prohibición de minas terrestres y bombas de racimo, en total contradicción con los contenidos de la carta magna, los requisitos del derecho internacional, el derecho internacional humanitario y los acuerdos pactados entre las dos partes. ” (SPS)